martes, 13 de mayo de 2014

Cómo elegir una buena guardería

Los primeros meses con el bebé pasan volando y cuando menos te lo esperas ya  han pasado los cuatro meses de permiso de maternidad. 
Si eres uno de los pocos afortunados que puede permitirse una excedencia para el cuidado de  tu bebé podrás postergar este duro momento. Si no, puedes recurrir a los familiares, pero si no, no te quedará más remedio que recurrir a  terceros para cuidar a tu hijo/a.
Este es un tema de vital importancia para los padres, ya que en la mayoría de los casos, los bebés no tienen más de cinco meses, por lo que necesitan de cuidados muy especializados. 
Para que la tarea, ya de por sí dura, no se os haga cuesta arriba, os dejamos una serie pautas y páginas que os facilitarán el proceso. 




Ante todo, tomaros vuestro tiempo a la hora de elegir el centro, visitadlo sin previo aviso, para ver como trabajan con los niños normalmente. Otro factor importante, es cuándo llevar por primera vez al pequeño, si no os queda más remedio que ingresarlo en una guardería a los 4 meses por motivos laborales, pensad en el lado positivo, al niño le resulta más fácil separase de sus padres en los primeros meses ya que el apego aun se está consolidando, de ahí que los niños que ingresan en guarderías a partir del año, presenten más problemas. Los primeros días, se produce un periodo de adaptación al centro, por lo que asistirán menos horas de las normalmente programadas y se irán aumentando paulatinamente.

Otro aspecto positivo, es que están fuertemente estimulados, no sólo por los monitores sino por los demás niños, lo que aumentará las posibilidades de desarrollar más rápidamente ciertas habilidades, aunque esto dependerá del propio niño y de su proceso madurativo. 

Un punto importante es la cercanía del centro, al trabajo o al domicilio propio o de algún familiar, durante este periodo es normal las llamadas a los padres a lo largo de la jornada. 

Una cosa que no debéis obviar,  son los profesionales que trabajen en la guardería, recordad que como mínimo el equipo debe de estar compuesto por un , maestro de la especialidad de educación infantil o un técnico en educación infantil. El número de cuidadores dependerán de el número de niños por aula. Cuando realicéis la entrevista, podéis preguntar por los modelos educativos que siguen, cuales son los objetivos principales del centro, podéis observar la empatía que muestre el docente hacia los niños/as y viceversa, esto es clave, ya que lo más importante es que el profesor os de confianza, sea abierto y flexible a la hora de contestar vuestras preguntas. 
Otra cosa que debéis tener en cuenta es la seguridad que presente el centro, que tenga varias aulas, patios, que las instalaciones estén adaptadas a los niños según su edad. Aulas diferenciadas, a ser posible acolchadas, los muebles con bordes redondeados... No obstante en los artículos a los que haremos referencia más adelante detallan más todas estas cuestiones. 

Artículo sobre guarderías
Artículo 1
Artículo 2
Artículo3